jueves, 16 de febrero de 2017

R.A. 2017: Tanto potencial…



No soy mucho de congresos, multitudes, ni actos sociales, todas esas cosas me aturullan y cansan.  Quizá por eso, no he ido antes al R.A. pero este año se juntaron distintos factores y me decidí a acudir.

Es cierto, que había escuchado opiniones distintas con respecto a lo que me podría encontrar, tanto buenas como malas.  Pero siempre soy de la opinión de que, hasta que no ves o pruebas algo es mejor no opinar.  Ahora sí, se puede decir que por lo menos del que yo he vivido, puedo dar mi opinión (que no pretendo sea universal).  Procuraré ser lo más esquemática y clara posible dejando el tema de la organización para el final.

Antes de empezar dejar dos cosas claras.  Esta crónica va del evento en sí, no de lo bien que me sentí al ver a autoras, a amigas a las que no puedo ver de otro modo, de lo bien que me lo pasé tomando café o en la comida. Y dejar claro que el viernes, por temas personales, no pude ir así que ese día para mí está en blanco.  Otras darán su opinión.

Vamos con el sábado:

La cosa empezaba más o menos bien, el sitio no estaba mal, nos podíamos mover bien y entrabamos sin problemas.  Pero llegó la primera decepción.  Aunque se sabía que Elisabet Benavent haría la presentación en vídeo, este apenas llegó a los 27 segundos (¿27?)  eso sí, muy cumplido todo.  No se, para mi fue como decepcionante y para “pasar el trámite”.

-La primera mesa Comunicamos, con unos ponentes que la hicieron realmente amena y de los que no puedo decir nada negativo en realidad, estaba muy enfocado a escritores (como por otra parte es lógico).  Se habló de sobre-saturación de spam, algo de lo que nos hemos quejado muchos y por lo que nos hemos salido de muchos grupos y hemos dejado de seguir a muchos autores por tuiter para que nos dejen de dar la brasa con tanto “mi libro, mi libro”.  
Me gustó que se hablara, aunque de forma demasiado breve debido a la falta de tiempo, de las opciones que tenían aquellos que no usaban las redes sociales (hablo de bibliotecas, clubs de lectura, librerías, cafés literarios, etc). 
Para mi, esta fue una de las mejores mesas, pese a olvidar a los lectores y la relación blog- escritor a veces tan conflictiva y difícil.

Mesa Comunicamos

-Con la segunda llegó el tema de Estilismos en la Novela Romántica.  ¿En serio hablaron de eso? Creo que me lo debí perder.  
La presencia de Cristina Rodríguez (estilista, actriz y presentadora de t.v) hacía el tema interesante.  Ha estado nominada a  los Goya cinco veces (este año por la premiada Tarde para la ira y por No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas) así que de vestuario sabe lo suyo.  Escuchando a esta mujer hablar, en algunos momentos me imaginaba  lo que habría sido si realmente se hubiera hablado de estilismo y ropa en la novela romántica.  En toda la novela romántica.  
Todas sabemos que no es lo mismo la ropa en la Edad Media, en la Regencia, en el siglo XVIII en Inglaterra que en España, en los años 40 en nuestro país que en EEUU. Habría sido interesante conocer la opinión de una profesional del tema y ver cómo se manejan autoras para documentarse y ser lo más fieles posible.
Pero no, todo derivó hacia un feminismo erótico hablando del empoderamiento de la mujer (cómo odio esa palabra).  No se hablaba de la Novela Romántica, se hablaba de la Romántica Erótica sobre todo.  De cómo la mujer seduce, de cómo ser o hacerla sexy.
¿Era ese el título de la ponencia? Me da a mi que no y lo siento, me sentí totalmente engañada por las ponentes.  Me da igual que una escribiera un libro maravilloso sobre la India, eso no era lo ponía en el programa.
Dentro de que en algunos momentos fuera divertido, por lo ágil de la presentadora de t.v y estilista,  para mi fue una pena por la pérdida de información interesante que podría haber salido de ahí.

-La tercera mesa de la mañana La voz de los Lectores, pretendía dar voz a ese grupo tan importante, pero tuvo un gran error.  Entre sus ponentes había una escritora que habló en todo momento como autora, no como lectora y ese no era el tema.  La ponente no iba  allí a contar como escribe, ni cómo eran sus personajes, si había escrito novelas con tríos o no, si llevaba dos, una , seis o tres novelas. Iba allí a contar lo que leía, cómo leía, lo que le gustaba, cómo veía el panorama editorial y si la calidad era mala.  Si no se veía capaz de hacerlo no tenía que haber subido.
Por lo demás, la mesa tuvo las preguntas comunes: “¿qué le pedís a una novela romántica?” “¿qué es un final feliz?” (aquí por supuesto, salió Jojo Moyes, la novela Sentimental y la eterna discusión…).   Se habló también de la calidad de las novelas desde el punto de vista del lector sin llegar a un punto demasiado claro y sin saber exactamente si la causa de la baja calidad de algunas publicaciones era debido a las editoriales, a la demanda o a los hados.
En fin, una mesa sin demasiadas soluciones, donde se criticó a las editoriales y donde quedo claro que aun persiste la duda entre Lector cero, Lector editorial, Correcto ortotipográfico y Corrector de estilo.  
De nuevo, una decepción.

-La tarde comenzó con Mas allá de la escritura con la autora Paloma Sánchez-Garnica, autora de libros como La sonata del silencio cuya adaptación fue emitida por TVE a finales del año pasado. 
He de confesar que no he leído ninguno de sus libros y que la adaptación no me gustó nada de nada por el excesivo drama, pero la escritora me pareció una mujer interesante.  
Me gusta cuando una autor habla de su trabajo y experiencia de manera comedida y honesta, sin ese ego (que todos tienen) que parece que inunda todo.
Quizá el punto fuerte del día.

Mesa Estilismos en la Novela Romántica

-La última mesa trataba de La situación actual de la Novela Romántica y de nuevo tocamos pared.  Una mesa donde se dice que todo es genial, donde se lleva a autoras que ganan premios, o son semi-finalistas, que son reseñadas en blogs y tienen repercusión.
No hay ningún editor, ningún auto-editado, ningún autor que lleve con una novela parada un año en editorial a la espera que salga o ver qué se hace con ella, no se habla de problemas con contratos, de las cifras de Amazon, del problema de ese consumo rápido que crea autores fugaces, de la casi nula presencia de ciertos géneros… Nada, allí todo es fantástico. 
Tampoco nadie hace referencia a la mala calidad del género y no me refiero solo a faltas, me refiero a falta de ideas, a tramas iguales, a modas, a tipos parecidos de personajes. 
Todas dicen que ellas no se fijan en el mercado, pero resulta curioso que cuando se vende actual con mujeres de una determinada manera, la mayoría de los libros tienen ese estereotipo; o si se venden vampiros, salen vampiros; o si se venden moteros, salen moteros.  Si nadie mira las ventas, entonces qué pasa ¿está en el agua?
Esta no fue una decepción, ya que esperaba algo así. 

-Organización y conclusiones

En cuanto a la organización como tal, el sitio me resultó agradable, las bolsitas curiosas, se podía preguntar con bastante facilidad, las mesas con los libros para comprar estaba bien… Todo eso fue correcto, por lo menos es lo que hay en este tipo de cosas.

Ahora, ponentes y temas.  Como ya he comentado, las mesas no respondieron, para mi, a lo esperado por el tema que planteaban. ¿Es eso culpa de la organización? Parte sí, parte no.  La organización elige a los ponentes está claro, y tiene que saber si estos son buenos comunicadores o no.  Pero también estos han de prepararse bien los temas, no ir solo a promocionarse, a vender sus novelas, saber que no solo hay lectores de un género, que la Romántica es amplia.  Ahora, que si la organización les ha pautado o limitado lo que decir o de que géneros hablar, ahí me callo.  
En cualquier caso, un ponente al que se le pide que haga una exposición o prepare algo, tiene una responsabilidad.   No solo representa a la persona que se lo encarga, organización o tema del que habla, se representa a sí mismo y solo por eso, debería hacerlo de una forma mas consciente y cuidada.

En conclusión.  Para mi este RA ha sido la confirmación de que estos eventos están llenos de egos mal entendidos, de autores que han olvidado ser lectores, de lectores que muchas veces nos podemos sentir fuera si nos somos fanáticos del género, o tenemos un arco de lectura mas amplio.

Una pérdida de potencial de algo que, pudiendo dar mucho, se ha quedado a medio gas.  Solo desearía que los ponentes realmente, cuando fueran allí la próxima vez, hablaran del género, de la experiencia de escribir, de leer, y no de lo bien o mal que ellos lo hacen.  Sería refrescante.

Estantes de papel

8 comentarios:

  1. Pues que pena, chica. Por diversos motivos no he ido nunca a uno de estos encuentros, pero para mi sería muy importante que las ponencias sean interesantes, amenas, y aporten "algo". Al fin y al cabo, para ver amigos y quedar lectores se puede hacer sin tanta historia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos encuentros si están bien, son maravillosos. Puedes aprender y disfrutar con un tema que te gusta. Pero algunas personas solo van a ver y que les vean y eso hace que todo se desvirtúe un poco.
      En fin, esperemos que poco a poco todo mejore
      Besines

      Eliminar
  2. Has dado una formidable visión del evento en sí y no de todo lo que hay fuera, que a veces parece ser lo único relevante.
    Nosotras pensamos que algo así debería ser como un club de lectura bien avenido; de esos que hablan de todo lo relacionado con el género del que tratan, debaten temas importantes y que permite opinar a todos por igual. Sí, seamos sinceras, los que escribimos queremos que nos conozcan, pero también somos, en mayor proporción (creemos), lectoras. Es el pilar fundamental que nos sustenta. Y si no somos capaces de ser críticas u objetivas, estos eventos no tiene sentido más allá de una reunión de amigas con un fin en común.
    También es muy fácil decir todo esto. Quizás solo unos pocos sean capaces de llevar adelante algo de estas proporciones.
    Lo que sí es cierto es que tendríamos que preguntarnos qué estamos haciendo mal. A veces, una pregunta honesta puede dar lugar a respuestas sorprendentes.

    Muchas gracias por dar voz a lo que de verdad debería importarnos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy con vosotras en que organizar algo así tiene que ser complicado. Hay que llamar a muchas puertas, esperar a que te digan algo (a veces hasta el día antes) y confiar en la gente a la que llamas.
      Pero si se quiere que la Romántica tenga un sitio fuerte han de hacerse las cosas bien. En este país tenemos autoras con muchísimo talento (a que sí ^-^) y de todos los subgéneros. Da mucha rabia cuando no se las ve representadas en condiciones.
      Estos eventos podrían ayudar y aportar mucho tanto a autores como a lectores.
      Gracias por leerlo y comentar
      Muchos besos

      Eliminar
  3. Estoy totalmente de acuerdo contigo en que para opinar, hay que asistir a alguno de estos eventos. Me resulta curioso que, sobre el encuentro de este año, he escuchado opiniones muy distantes: o les ha gustado mucho más que los de años anteriores, o les ha resultado decepcionante.
    Por mi parte, yo estuve el año pasado y aunque las sensaciones fueron buenas, es cierto que hubo cosas que yo hubiera tratado de una forma distinta, aunque creo que poner a 500 personas de acuerdo en todo, debe ser harto difícil, jaja !!
    En resumen, para mi, los 700 km de desplazamiento y el dinero que me gasté, no compensan acudir a un evento de estas características...si no hubiera sido, tal y como apuntas, por esos achuchones y esos cafés y comidas con lectoras y otros autores que fueron por los que realmente valió la pena el esfuerzo.
    Creo que estos eventos se deben esforzar por darle un valor añadido para que lectores, blogueros y autores sientan la necesidad de acudir a ellos, ojalá sepan encontrar esa fórmula secreta y hagan mucho más atractivos esos encuentros.
    Gran crítica, sincera pero hecha desde el respeto, como debe ser.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que es difícil contentar a todos, ya vemos que cada cual tiene un concepto distinto del género y partiendo de ahí ya se sabe.
      En cuanto a lo que comentamos de encontrarse con gente, desde luego es de las mejores cosas, pero no se puede quedar en eso. Disfrutas mucho charlando con otros, haciendo bromas, comentando libros, comiendo juntas...Pero eso también se consigue en una Feria del libro o en un presentación. Un Congreso debería ser otra cosa, no se.
      Yo si tuviera que desplazarme como tu, no se si acudiría, la verdad. Y lo digo con todo el respeto del mundo a los organizadores, que solo por el trabajo lo merecen mas allá del resultado (por lo menos desde mi punto de vista, que como digo no es universal faltaría mas).
      Muchas gracias por dejar tu opinión sobre un tema del que no todo el mundo, no se la razón, opina.
      Besines

      Eliminar
  4. Me ha gustado mucho la exposición, Cris, igual que el nombre de la entrada que diría que es un muy acertado resumen. Yo llevo cuatro años acudiendo al RA y diría que desde los primeros a este último se percibe una sensación de desinflamiento. Por muchos factores (hay más eventos, se ha perdido esa euforia del principio tanto entre lectoras como autoras...), pero también tengo esa sensación de que estamos dejando escapar algo importante y que si no ponemos remedio, podemos encontrarnos dentro de poco (las editoriales, los autores), preguntándonos dónde están nuestras lectoras, como en el bestseller aquel de ¿Quién se ha llevado mi queso?. Y no digo más porque tú lo has expuesto a la perfección. También disfruté mucho con Paloma Sánchez Garnica, sensata, serena y con los pies en la tierra. Tres de mis virtudes favoritas.
    Un abrazo y muchas gracias por la entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque este fue mi primero, sí que noté eso que comentas y es cierto que es una pena que se pierdan estas cosas. Los eventos, bien encaminados ayudan al género. Cualquier género literario necesita de estos encuentros, se alimenta de ellos y en cierto modo son un reclamo ideal para ser mas conocidos y apreciados. No se, supongo que todo esto es muy complejo.
      Como siempre fue un gusto hablar contigo y con otras autoras, además de gente interesante que le gusta todo lo relacionado con este mundo
      Gracias por comentar ^-^
      Besines

      Eliminar

¿Sabías que este blog crece gracias a tus comentarios?.
Opiniones diferentes, o iguales, todas tienen su lugar y
disfruto con cada una de ellas.
Venga, anímate. Hagamos este sitio más divertido
¡Besazos!