viernes, 10 de abril de 2015

Reseña: Mi karma y yo de Marian Keyes






Título: Mi karma y yo
Autor: Marian Keyes
Editorial: Plaza y Janés

Sinopsis 


Stella Sweeney lleva una vida muy normal en Dublín con su marido y sus dos hijos. Un día, en medio de un atasco en la carretera, intenta hacer una buena obra para mejorar su karma... Pero lo que consigue es provocar un accidente que dejará su coche hecho añicos y que, de paso, le cambiará la vida. A partir de entonces, los acontecimientos más inesperados y extraordinarios se suceden y llevarán a Stella muy, muy lejos de su antigua existencia hasta convertir a esa mujer tan corriente en una superestrella. Y todo de la mano de un médico muy atractivo. ¿Ha sido el azar, el destino o el karma? Por primera vez en la vida de Stella, la verdadera felicidad está a su alcance. Pero ¿está preparada para atraparla?


Opinión

Soy lectora de Keyes desde su primera novela, en mi estantería está ese alegre ejemplar de bolsillo color azul cielo publicado en septiembre del año 2000.  Desde entonces, sus libros han sido como un refugio de risas y nuevas experiencias.  Es cierto que ha tenido altibajos y que "Helen no puede dormir" no fue su mejor novela, decepcionando a mucha gente.
Sin embargo, a mi la que mas me costó leer por motivos personales, fue "¿Hay alguien ahí fuera?",  Esa novela, se me hizo una lectura difícil pese a los toques de humor de la autora.  Aun estoy esperando el momento adecuado para releerla.
Pero ahora con "Mi karma y yo", tengo la sensación de haber recuperado a la Keyes anterior a la novela de Helen. Esa autora, que hacía reír y transmitía esperanza con sus historias llenas de personajes normales y maravillosos a la vez.  Eso si, Marian Keyes es una autora que plasma sus experiencias en lo que escribe y sus novelas están en continua evolución.

Aquí conocemos a Stella, una mujer de cuarenta y un años (y un cuarto), cuya vida cambió hace meses tras un pequeño accidente.  Los sucesos que se fueron desencadenando hicieron, que pasara de ser la mujer de un instalador de cuartos de baño a una mujer influyente con un libro en el mercado.  Pero no todo es tan bonito y ella no sabe que pensar realmente del karma.
Marian Keyes ha decidido no narrar la historia de manera lineal, haciendo así que conozcamos poco a poco el porqué de la situación actual de la protagonista.  En lo que podría ser la primera parte, intercala momentos de la actualidad con otros del pasado de Stella.  Conocemos con mas profundidad todo el círculo familiar que la rodea y muchos de los hechos mas importantes de su vida.  En una segunda parte, la acción se centra en cómo se llega a la actualidad y su desenlace.
Cuando leo a Keyes, disfruto con su manera de describir a las familias, su naturalidad y absurdo, esos chistes en los que muchos nos reconocemos sin la menor vergüenza.  Aquí he encontrado algunas de esas situaciones con las que tanto disfruto.  Leer los pensamientos de Stella acerca de su hijo y sus excentricidades ha sido magnífico.  Lo mismo ocurre con su relación con Ryan, un personaje de esos sin los que el libro no sería lo mismo (sin tener en cuenta, que sin él no existiría el título original de la novela). Sinceramente ¿otro escritor puede crear con tanta soltura un personaje capaz de montar un cuarto de baño inspirado en Estudio 54 y quedarse tan pancho?, Ryan es un buen secundario, sin duda. Realmente, cuando leo una novela de esta autora, siempre me quedo con algún secundario, o por lo menos siento que no sobra ninguno.  Keyes crea todo un universo para cada novela y cada pieza tiene su función.
Luego tenemos la "historia" de Stella y Mannix, llena de guiños, de encuentros, de fuerza y de debilidad a la vez.  Son dos personas que se admiran, se conocen en un momento duro y se dan justo lo que el otro necesita.  Pero su historia no es sencilla y han de superar algunas pequeñas cosas. 


“Deseaba decirle que le quería, pero si lo hacía ahora, por teléfono y en esas circunstancias, parecería que lo hacía por pena.
Había otorgado tanta importancia al momento de pronunciar esas palabras que había terminado en un callejón sin salida. Me había dicho demasiadas veces que la situación tenía que ser idónea, y ahora me daba cuenta de que las situaciones idóneas no existían.”

La novela está llena de momentos divertidos que me han hecho reír a gusto (ese "momento UCI" con Stella preocupada por que su hija sea atraida por una "secta cristiana" es genial).  Pero como sucede en las novelas de Keyes, también hay espacio para la seriedad, para esos temas que importan en la vida.  
Me gustaría hacer especial mención a la manera en la que la autora aborda algo como el síndrome de Guillain-Barré, sin olvidar su sentido del humor pero desde un total respeto a la situación.
"Mi karma y yo" es una novela  para reír que transmite esperanza, amor y vida.  Una historia muy Keyes que da gusto leer.
Muy buena





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Sabías que este blog crece gracias a tus comentarios?.
Opiniones diferentes, o iguales, todas tienen su lugar y
disfruto con cada una de ellas.
Venga, anímate. Hagamos este sitio más divertido
¡Besazos!