jueves, 21 de abril de 2016

Reseña: Sombras en la noche de Karen Robards







Título: Sombras en la noche
Autor: Karen Robards
Editorial: Ediciones B
Num pags: 509


Sinopsis
Rescatada de las calles de Dublín, Caitlyn O’Malley se encontró bajo la protección de Connor d’Arcy, de día conde de Iveagh y por la noche el más osado salteador de caminos de Irlanda. De las ruinas del castillo de Donoughmore, el valiente noble sale a robar a los odiados ingleses.
Pronto Caitlyn cabalgará a su lado, atormentada por la creciente pasión que siente por el hombre que la ha convertido en mujer y, sin embargo, la trata como a una niña… hasta esa noche infernal en que Caitlyn se ve obligada a traicionar a Connor para salvarlo.


Opinión

En mi búsqueda de novelas románticas ambientadas en Irlanda me topé, entre mi montón de libros pendientes, con este de Karen Robards (de verdad que no se del todo lo que tengo metido por aquí).  De esta autora prefiero sus historias actuales y de misterio a las históricas, pero esta me ha gustado bastante.  He de decir, que Robards como autora de thriller romántico sabe mantener muy bien el suspense y medir el romance.  Sin embargo no siempre consigue la justa medida en la trama histórica.

Phoenix Park en Dublin



En “Sombras en la noche” nos encontramos con una protagonista que ha vivido en las calles del Dublín mas pobre y peligroso desde que su madre murió.  Es producto de una relación entre una criada y un señor y ahora, se ve obligada  a disfrazarse de chico y robar para sobrevivir.  Desde siempre ha visto a los ingleses como aquellos que han esquilmado a Irlanda, mientas el pueblo irlandés sobrevive como puede.  Esto es algo que la autora refleja desde las primeras páginas.




Una tarde, se encuentra con un noble al que toma por un atildado inglés y le intenta robar.  Las cosas no salen como ella piensa y termina yendo a la granja que este posee en la campiña.  Allí descubre, que el "sucio inglés" al que pretendía robar en realidad era un duque irlandés que ha aprendido a  camuflarse entre los nobles ingleses.  Este hombre se hace cargo de la joven de quince años que, poco a poco, irá creciendo ante sus ojos.

En cuanto a la base de la trama, desde luego no se puede decir que sea una novela demasiado original.  Noble que rescata a una adolescente, la protege, educa, modela… mientras esta crece y se convierte en una bella mujer que cae rendida a sus pies.   Lo que si hace llamativa la historia es la manera de narrar de Robards.  Ha trasladado a esta historia la fuerza de sus personajes actuales.  Caitlyn es respondona (en ocasiones demasiado, algo que me ha costado bastante), aventurera y luchadora y Connor es un hombre con una responsabilidad, no solo hacia lo que el considera injusto, sino hacia sus hermanos menores y todo aquel que está a su cargo. 


Es una novela de aventuras, amor, pasión y malos entendidos.  De dos personas que se miden continuamente a ver quién puede más y de un hombre que lucha con sus sentimientos y con el deber.  Los tiras y aflojas entre estos dos personajes tan pasionales son continuos, y divertidos en ocasiones, dando lugar a momentos de pasión y arrepentimiento posterior.

Es cierto que me hubiera gustado un poco mas de aventura debido a la naturaleza oculta del personaje masculino.  Eso lo he echado en falta y lo hubiera preferido a tanto tira y afloja entre ellos.  En ese sentido me ha defraudado un poco, la verdad.
Creo que la novela es larga para lo que tiene de trama y se agradecería que en ocasiones la aventura ocupara un poquito mas de espacio para que así se agilizara mas la historia (sobre todo en una trama como esta).


Los personajes secundarios, sobre todo los hermanos de Connor, compañeros de aventuras y que sufren de igual manera la presencia de Catlyn completan un cuadro de personajes que aunque está bien trabajado y que hace la lectura más amena, me hubiera gustado que participaran un poquito mas, no solo dando celos al hermano mayor.

En cuanto a la ambientación la novela refleja muy bien en las primeras páginas ese Dublín pobre y desolado que se vio afectado por algunos casos de fiebre debido a la mugre y la podredumbre.  El lector es capaz de ver la desigualdad imperante y sentir la desesperación del personaje de Catlyn por sobrevivir día a día.  Del mismo modo se refleja el paso de la ciudad sucia,  a la vida en la salvaje y hermosa Irlanda cuando se trasladan a la propiedad de Connor, con sus verdes terrenos y su belleza.


En definitiva, una novela romántica en toda regla. que habría estado mejor con un poquito mas de aventura y menos tira y afloja, pero que me ha entretenido mucho gracias a la escritura de Karen Robards (a la que sigo prefiriendo en actual)
Estantes de papel

4 comentarios:

  1. ¡Hola! Muchas gracias por la reseña, pero dejaré pasar este libro porque no es de mi estilo y no creo que me guste. Además, tengo muuuuchos libros pendientes. Me alegro que este libro te haya entretenido ^^ ¡Un beso! :) Te espero en mi blog.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la reseña, me gusta Karen Robards y ésta no la he leído. Tiene buena pinta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Cris.
    Yo no soy fan de Robards pero está la leí hace un montón de años, cuando salió la primera vez en Vergara, y recuerdo que me gustó.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola Cris!!
    Pues creo que este libro le tengo por casa :D
    Hace mucho tiempo que no leo nada de la autora, si no lo tengo en casa, me lo apunto, que me ha gustado tu reseña!
    Besos y feliz finde <33

    ResponderEliminar

¿Sabías que este blog crece gracias a tus comentarios?.
Opiniones diferentes, o iguales, todas tienen su lugar y
disfruto con cada una de ellas.
Venga, anímate. Hagamos este sitio más divertido
¡Besazos!