lunes, 25 de mayo de 2015

Reseña: La ciudad poco después de Pat Murphy



Título: La ciudad poco después
Autor: Pat Murphy
Editorial: Edaf
Año de publicación: 1990
Género: Ciencia Ficción

Sinopsis

Hace media generación una epidemia recorrió la Tierra y sólo perdonó a una persona de cada mil. Ahora San Francisco en un lugar extraño, encantado, donde supervivientes deambulan como fantasmas y que de una extraña manera casi tiene vida propia. Pero, a pesar de la desolación, la ciudad se está recuperando. Hasta que unos hombres armados pretenden conquistarla, y sus habitantes indefensos al parecer deben defenderse como puedan.


Opinión

Poca gente vivía en la ciudad, pero los sueños de muchos habían quedado atrás en los edificios quemados, los coches abandonados, las calles vacías.


Esta es una novela en la que San Francisco es un personaje tan importante como las personas que viven en ella.

Años atrás una epidemia asoló la tierra y las personas intentan sobrevivir como pueden.  Cada ciudad ha encontrado su manera, Los Ángeles se refugia en la religión, otros se unen al grito de un general que intenta reconstruir los EEUU a golpe de ejército.  El temido Cuatro estrellas mira con escepticismo y enfado esa sociedad bucólica y libre de artistas y soñadores que se ha instalado en San Francisco.

Danny-boy es un joven nacido antes de la epidemia que apenas recuerda a sus padres, criado por una mujer un tanto inestable, descubrió un día que el arte puede cambiar el mundo.  Inocente y bueno sueña con pintar el puente de San Francisco de azul. La llegada de Jax supondrá para él un cambio en su vida, la necesidad de proteger a otra persona,  de demostrarla que si hay bondad en el ser humano.  Es un personaje que llega de una manera muy especial al lector.



Jax, criada fuera de la por su madre, siempre solas.  Alejada de toda civilización, solo conocía las noticias que le contaba algún mercader que se acercaba de vez en cuando donde ellas vivían.  Pero un día llegó Cuatroestrellas y su madre le dijo que debía ir a San Francisco y avisarles.  Desde entonces no volvió a verla. Una joven fuerte e independiente que se ve sorprendida al sentir que puede pertenecer a un lugar.


En la ciudad había gente rara.  La Máquina decía que no era humano porque no había enfermado como el resto de su familia.  Estaba convencido de que sus padres, ingenieros ambos, le habían construido.  Cuando se vio solo tras la epidemia, sobrevivió con las maquinas que tenía alrededor y de comida enlatada.  Ahora construía cosas y creía en la paz.
También estaba Libros, un antiguo bibliotecario al que le gustaba saber el significado de todo y que seguía viviendo rodeado de sus volúmenes en la biblioteca.   La señora Migsdale que publicaba un periódico y le gustaba llenar botellas con mensajes y tirarlas al mar.  Gambito, hacía esculturas, algunas incluso lanzaban notas con el viento…

Y luego estaba San Francisco.  Una ciudad llena de fantasmas que de vez en cuando se dejaban ver y confundían a quien paseaba por sus calles llenas de flores, animales que habían vuelto para reclamar su antiguo territorio. Lugares donde antes se jugaba a la comba, oficinas de grandes empresas, periódicos, habitaciones de hotel… Ahora todo estaba vivo de otro modo.


Lo que me gusta de esta novela es  su profunda belleza, la manera delicada de narrar muchas escenas.  En una historia post- apocalíptica no encontramos ciudades sitiadas llenas de armas , facciones ni grupos enfrentados.  Se nota la época en la que fue escrita que como muy bien indica la introducción se debatía entre “ultraviolencia ciberpunk” y  el “humanismo de ficción”.  Pat Murphy ha elegido reflejar personajes, dar lugar a la utopía, a los sueños, las emociones y enfrentarlo a la realidad.  Es una novela profundamente pacifista y de una narrativa muy hermosa, con unos personaje que se quedan contigo.

Una historia donde se elige “matar” con bolas de pintura dando así la oportunidad para elegir, donde las ciudades dan nombre y crean identidades, se cree en la bondad de la gente y en la importancia de la belleza.

Cuando haces algo hermoso, cambias. Pones algo de ti en lo que haces.  Eres diferente cuando acabas.Mientras te cambias a ti mismo, cambias al mundo. Lo haces más tuyo.

La ciudad poco después es una mezcla de Ciencia Ficción y realismo mágico donde se dan la mano las leyendas y el mundo cibernético.


Una lectura que merece  la pena para amantes del género que lo llegaron a leerlo en su día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Sabías que este blog crece gracias a tus comentarios?.
Opiniones diferentes, o iguales, todas tienen su lugar y
disfruto con cada una de ellas.
Venga, anímate. Hagamos este sitio más divertido
¡Besazos!