viernes, 8 de mayo de 2015

Trilogía “El señor del tiempo” de Louise Cooper

Libros que reeditaría (1)


Iniciando el tema de los libros que reeditaría, traigo una trilogía que marcó mi adolescencia.  Un manera de hacer fantasía diferente y maravillosa.



Está compuesta por “El iniciado” (1985), “El proscrito” (1986) y “El orden y el caos” (1987) y  fue una de las series de fantasía que más marcaron mi adolescencia.  Los tres libros que llegaron a mi casa por obra y gracia de Círculo de Lectores  llevan conmigo desde 1991.  Lo cierto es, que no he leído nada más de la autora ya que quise quedarme con el sabor que me dejó esta historia.


“El iniciado” cuenta las aventuras de Tarod, un joven acogido en un monasterio habitado por una serie de monjes que siguen a un poder llamado "Orden".  Tras observar una fuerza desconocida en el muchacho, deciden instruirle en sus conocimientos.  Pero Tarod debe luchar una batalla interna que pocos esperan.  Una lucha que tiene que ver con sucesos antiguos.

Hace mucho tiempo la tierra vivió una batalla entre el Orden y el Caos, el Orden ganó quedando el Caos encerrado para siempre.  Pero ¿puede  existir la tierra solo con orden? ¿puede el Caos vivir siempre encerrado? ¿es necesario un equilibrio de fuerzas para la existencia?

Mapa del mundo de Tarod


Tarod se ve envuelto en todas estas preguntas convirtiéndose en una especie de gran antihéroe al que no puedes más que admirar.  No es un personaje perfecto, no se mueve entre el blanco y el negro, sus dudas internas son grandes y las tentaciones muchas.  Una lucha para conocer su verdadera naturaleza en la que se las tendrá que ver con la presencia de un personaje intrigante, Yandros.  

Louise Cooper no pone fácil la lectura, no son libros de acción continua.  Tarod se debate, duda, habla consigo mismo y el lector es testigo de esos monólogos internos.  En muchas ocasiones es predecible, pero merece la pena el camino.  La tensión no es igual en todos los libros y quizá del que guardo menos recuerdo sea del segundo de la serie, aunque en el aparezca más uno de mis personajes favoritos, Cyllan, el amor de Tarod.

Se podría decir que la trilogía es muy de su época, de un modo de hacer fantasía distinto, donde la mente también importaba y donde los héroes no eran tan “heroicos”.
Y así, con una terna de personajes maravillosa ( Tarod, el perturbador Yandros, y Cillan), un mundo lleno de magia, demonios, luchas, mundos nuevos y misteriosos, Louise Cooper construyó una trilogía que no olvidé con el paso de los años.   Me gustaría, que generaciones más jóvenes o amantes de la fantasía, que no la llegaron a leer, se animaran con ella.  Merece la pena 

La lucha entre Orden y Caos siempre es fascinante ¿no?

Besines!!!

1 comentario:

  1. La verdad es que no los conocía pero no me llaman demasiado jaja. Me alegro que te gustaran :D

    ResponderEliminar

¿Sabías que este blog crece gracias a tus comentarios?.
Opiniones diferentes, o iguales, todas tienen su lugar y
disfruto con cada una de ellas.
Venga, anímate. Hagamos este sitio más divertido
¡Besazos!